martes, 13 de enero de 2009

Breve historia del Mate

La historia del mate se remonta a los guaraníes, que consumían hojas de yerba a la que llamaban Ca-á. Tostaban las hojas al fuego, las molían luego en mortero y masticaban como elemento energético o bien las colocaban en una calabaza con agua de río y sorbían, usando sus dientes como filtro o un canuto de caña. Los brujos de la tribu la bebían considerándola un elixir mágico.
Los españoles comenzaron a ingerirlo, le llamaron hierba del Paraguay o Hierba. Las autoridades veían con preocupación la adicción de nativos y colonizadores. A fines del siglo XVI, el gobernador Hernando Arias de Saavedra ordeno quemar fardos de yerba a modo ejemplarizador.
“Mándalos quemar porque el mate es un vicio que favorece a los enamorados”
Su doble condición de alimentos y sustancia estimulante fue descrita en los informes periódicos de los misioneros jesuitas quienes promovieron el cultivo en forma orgánica y adoptaron el consumo preparándolo al modo del té ingles, con lo que fue conocido en Europa como el “té de los jesuitas”. En los puertos del litoral era comercializada, llegándose a pagar en Santa Fe hasta 16 pesos la arroba.
“...Todos los españoles, hombre y mujeres, y todos los indios beben esta yerba y cuando no tienen con que comprarla, dan sus calzones y frazadas, cuando le falta desfallecen y dicen que no pueden vivir. Todos los indios la toman antes que amanezca y todas las veces que la tienen cuando trabajan, aunque no coman, con sola yerba se sustenta y se avivan las fuerzas para trabajar de nuevo...”
Después de la expulsión de los jesuitas en 1767, los resultados de sus trabajos de investigaciones, no fueron capitalizados debidamente. En el marco de frecuentes guerras con los portugueses, la zona de misiones paso a ser sitio de población inestable y durante el siglo XIX no hubo prácticamente otra explotación la de los yerbales silvestres, a pesar del esforzado intento del naturalista Amadeo Bompland. La producción paraguaya y luego la brasilera adquirieron mayor importancia.
A partir de 1830, desde el gobierno de Corrientes se impulso la industria, pero si bien el gobierno fijaba permiso y precisiones, las condiciones de trabajo era sumamente injustas basadas en el sistema de conchabo, vales e impunidad derivadas del aislamiento y escaso control oficial .
En la actualidad la producción ha ido creciendo en cantidad y variedad: yerba con y sin palo, con hierbas, saborizada , etc. En 1995 ascendía a 2500 millones de kilos. Si bien el consumo más importante abarca Argentina , Uruguay , Paraguay , sur de Chile y sur de Brasil , se exportan a países del cercano oriente ,y en menor proporción a Europa, Asia y otras naciones americanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada